La nueva normalidad

Poco me imaginaba, cuando empecé con los collares para gafas, que unos de los accesorios más vendidos fuera el collar para sujetar la mascarilla.


Recuerdo que cuando empezó todo esto del COVID, salía a comprar lo justo y de cualquier manera. No me apetecía nada arreglarme y me ponía lo más viejo para tirarlo directamente a la lavadora en cuanto regresaba de la compra.


Pero los meses han ido pasando, hemos podido salir más a menudo y, mira, que esto de la mascarilla no está tan mal si te lo montas bien.


Así que empecé a ponerme complementos: el brazalete fue el primero y el cuelga mascarillas vino después. Y ahora no puedo estar sin él. Me parece super cómodo y práctico, y ya que tenemos esta nueva normalidad pues echémosle moda y ¡color!


Estoy con los diseños de esta temporada así que tengo el taller revolucionado lleno de nuevas piezas que esperan ser montadas.


¿Queréis ver algún spoiler?


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo